Los “politiqueros Jr.” son un subconjunto de la politiquería, conformado por jóvenes que aspiran a cargos de bajo y mediano rango como ediles y concejales, que de forma graciosa y artificial, intentan parecer políticos, pero el calibre no les alcanza y por eso los llamaremos: “politiqueros Jr.”.

politiquero Jr


Compiten en Instagram por quien tiene más fotos con gente pobre, quien besa más abuelitas, y quien carga más bebés de brazos. Las fotos tomando sancocho en pueblos y barrios pobres también suman puntos extra. Lo importante es parecer del “pueblo”.


Suelen identificarse también porque al oficializar su candidatura, aparecen alzados de mano por su padrino político, algún viejo “zorro” más poderoso y experimentado, que les patrocina la campaña y luego los utiliza como títeres en el poder.

Los “politiqueros Jr.” no tienen autonomía, son almas en pena movidas por una fuerza oculta que decide su futuro con la frialdad de una calculadora. Son fichas “quemables” en el ajedrez de la politiquería mayor.



Me considero un promotor de que cada vez entren más jóvenes en política. Mi problema con los “politiqueros Jr.” es que son personas sin verdadero espíritu de servicio, nunca han ayudado a nadie, no tienen causas propias y le mienten a la gente para ganar votos.

En una sociedad que necesita confianza, y nuevas ideas, ellos se dedican al engaño, y dañan la reputación de quienes verdaderamente entran aquí para servir.

Mi amable invitación es a identificar y distinguir entre los candidatos serios y los “politiqueros Jr”, y entregarle su apoyo a los primeros para derrotar a la maquinaria de la desvergüenza y la mentira que nos tiene fregados como país.

Columna via: @ultimahoracol

Te Puede Interesar: Vía al Llano sera despejada en tres días